Estás en casa, con colegas y alguien decide jugar al Pictionary. Y hay un iluminado en la sala y salta: “un cohete, un cohete”. En ese momento, todo se detiene. El mundo se para. Y tú sabes que algo mágico acaba de pasar. Se ha creado una conexión nueva con ese maravilloso ser de luz. Sabes que si tarareas la canción de “La reina del Pop” harás que solo pueda pensar en el LoL. Y que si dices Ramen, en su cabeza aparecerá una vaca y una abeja.

Se crea entonces un momento mágico en el que el significado y el significante se han desligado por completo y se ha abierto una nueva manera de comprender el mundo. Un mundo en el que la sangre, las vísceras, la ironía y lo políticamente incorrecto, están por todas partes y no producen angustia de ningún tipo. Estos elementos están ligados entre sí por otros dos que hacen que la totalidad del mundo que nos presente sea un lugar en el que refugiar la mente. Añade una pizca de su salpepper particular: suma el humor y el absurdo, elementos que permiten que todo lo que se proyecta en la pantalla tenga un valor mucho más relativo.

Hace ya 5 años que llegó al mundo de Youtube un maestro del modelo “Juan Palomo”. El maestro del surrealismo y el absurdo de esta plataforma. Una plataforma en la que en España reinan los gamers y demás personalidades que lo que hacen es contar sus historias (como que se han comprado un sombrero) y poco más. Gente que ha venido a “hablar de su libro” y enseñarnos su ombligo. Mister Jägger llega para salvarnos de ese mundo de postureo, de medias tintas, de egocentrismo con un modelo de vídeos que en cierto modo pueden recordarnos a “la hora chanante”, quienes creaban personajes, parodias, humor lleno de ironía (que no sarcasmo). Videos que duran una media de 5 minutos… pero que contienen tantas tramas y subtramas que te preguntas cómo ha hecho para condensar tanto en tan poco. Es difícil explicar qué hace y cómo lo hace.

Su temática es variada pero hay una serie de elementos conectores, esos que hemos señalado al principio, que hace cree un nuevo universo en el que la mente pueda evadirse y esperar lo inesperado. A todos nos gustan las sorpresas, y Mr. Jägger nos da muchas en muy poco tiempo. Hace que el mundo se convierta en un lugar extraño. Porque nada es lo que esperas que sea.

Este artista tiene mucho amor que dar. Por que sí, hay que ver amor en todos sus videos aunque a primera vista no aparezca por ningún lado. Porque el amor y la pasión son las piezas clave para entender de donde nace la creación y a él creatividad y las ganas de hacer las cosas bien le sobra. Y ojo, hacer las cosas bien no quiere decir lo mismo que hacerlas como tú pensarías que es bien. Gran valor visual de sus creaciones es ese punto de cine Z que le hace tan cercano, tan humano. Un humano, demasiado humano.

No dejo de disfrutar con su amor por jugar con los estereotipos para romperlos, utilizar metáforas para explicar cómo funciona el mundo, tirar de los recursos del cine para contar historias que se rompen constantemente… y su magia a la hora de jugar con el lenguaje y la literalidad hace que tenga que pensarle como un Anticristo. Como un amante del martillo. Alguien que no hace más que romper con todo lo establecido para crear un ambiente de tensión en el que esperamos que destroce algo (o a alguien). Alguien que juega con las metáforas para mandar mensajes como que la verdad duele, pero debe ser vivida o que la vida nace de la lucha entre los contrarios. Pero su magia no es solo esa. Sino que es alguien que puede ser visto sin más pretensión que la de disfrutar. Sin llegar a leer la metafísica de su vídeo. Su humor absurdo es suficiente por sí mismo. No hace falta leer entre líneas y entender el mensaje final y aún así disfrutar, porque la locura invade tu cabeza y te hace desconectar del mundo real. Ese que duele. Ese en el que hay verdad y no todo es un juego. Pero sí, en mi caso ha pasado, cuando ves la magia de lo que transcurre detrás de la locura, esa metafísica del universo que ha creado en sus cinco minutos de vídeo… todo cobra un sentido mayor y el orgasmo mental (katarsis, que diríamos los filósofxs) que se sufre es maravilloso.

Dice David Sánchez Usanos en su libro A tres versos del final que “La literatura es algo que le sucede al lenguaje, como un pliegue inesperado, un imprevisto, un comportamiento inusual”. Y si al lenguaje le sumamos la imagen… tenemos mil pliegues más que poder realizar. Y eso es lo que nos ha dado aquí el amigo Mister Jägger. Un paraíso de pliegues, imprevistos, azares e irregularidades (y sí, mucha sangre, también).

Que alguien cree algo que produzca placer a mi mente no es algo sencillo. Poder desconectar de la realidad, es trabajo harto difícil para quien basa su vida en la razón. Para quien todo tiene un sentido. Para quien todo tiene cierto aire de orden.  La Filosofía ha sido entendida como ese espacio en el que lo que prevalece es el pensamiento más puro. El razonamiento como herramienta para pensar el mundo. El mundo lleno de conceptos, delimitaciones muy claras, orden más o menos lógico… Y parece olvidarse del valor de la imaginación. Algo que es tan interesante de explotar como el resto de nuestras cualidades que nos hacen humanos.

Cuando llega Mr. Jägger dejo que rompa con todo, que mis estructuras mentales exploten gracias a sus juegos, imágenes… quiero que rompa con toda la gramática posible. Porque eso es algo realmente maravilloso: va matando a Dios en cada pequeña obra del absurdo que crea.

Y ahora me pregunto, ¿Qué pasaría si empezamos a pensar el mundo como algo caótico? Los existencialistas nos avisan: si nos quedamos sin sentido, sentiremos la angustia de la vida… “La angustia es el vértigo de la libertad”, dice Kierkegaard. ¿Y si la libertad nos puede llevar a un mundo de locura en la que tengamos el humor como medio para abrazar la existencia?  Disfrutemos de otra manera de vivir la vida, desde una razón unida a la imaginación dejando las emociones surgir. Desde el asco, la risa, el odio o el amor. Dejemos que nos invadan y sintamos que podemos vivir el mundo como una constante montaña rusa de emociones y pensamientos que nos hagan sentir la libertad en toda su expansión.

Yo desde hoy abrazo la vida desde una filosofía del absurdo.
Abrazo el amor (de mierda de la buena) que nos manda Mr. Jägger.
¿Y tú? 

 

Si te mola lo que ves… tenemos una tienda llena de productos geniales.
¿Te pasas y apoyas así el proyecto?

IR A LA TIENDA

 

Nos vemos este domingo en Segovia en nuestro primer encuentro filosofers de FilosofíadelAbsurdo

 

 

Referencias a vídeos hechas a lo largo del artículo:

3 comentarios de “El valor del martillo de MISTER JÄGGER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.