El otro día estaba navegando en Twitter, en ese inmenso lodazal en el cual se ha convertido cuando vi una hilo de Daniel Bernabé autor de la trampa de la diversidad, el hilo era sobre un cartel de la Unesco donde se reclama la presencia de más mujeres en el mundo de la ciencia, hasta ahí todo correcto pero los comentarios se quejaban de que no había mujeres negras, ni de diferentes formas, que tenían tacones, en una palabra faltaba representación. Lo más curioso del caso es que eran mujeres toscas sin boca tan siquiera; Daniel Bernabé, muy acertadamente a mi parecer, afirmaba que era otro ejemplo más de cómo la diversidad se había transformado en un producto de consumo donde se competía para ver quién era más minoría que el resto.

El escritor como ya he dicho un poco más arriba es el autor de la Trampa de la diversidad , libro que recomiendo  totalmente, en la descripción del mismo que se puede encontrar en internet Daniel nos dice unas palabras, que resumen perfectamente nuestra actualidad política y la ofendidits que acusa al presente siglo,” En un mundo donde lo ideológico se ha convertido en una coartada para afirmar nuestra personalidad aislada, el activismo se esfuerza en buscar las palabras adecuadas para marcar la diversidad, creando un entorno respetuoso con nuestras diferencias mientras el sistema nos arroja por la borda de la Historia. Ya no se busca un gran relato que una a personas diferentes en un objetivo común, sino exagerar nuestras especificidades para colmar la angustia de un presente sin identidad de clase.” Con este fragmento me gustaría a comenzar a explicar mi propio análisis del activismo actual y del posmodernismo así que empecemos.

Desde que comenzó el siglo XXI hemos visto cómo la política neoliberal que empezó a finales del siglo pasado  ha vencido, por lo menos la batalla que inició, esa batalla es la de deconstruir la conciencia de clase que la clase obrera se había forjado a lo largo de finales del siglo XIX y del siglo XX ¿Como lo hicieron? Muy sencillamente abriendo la caja de pandora, la caja de la diversidad ¿Por qué afirmo que es la caja de pandora? Sencillo los políticos neoliberales como Margaret Thatcher y  Ronald Reagan supieron aplicar perfectamente el principio latino  divide et impera , en castellano divide y vencerás, pues si antes la opresión del sistema recaía sobre una clase, el proletariado, que engloba sexo, raza, hábito nutricional, género etc. ahora la opresión caía sobre las personas negras, las mujeres, los individuos transexuales etc.,  y claro que es así pero por desgracia cual virus rompieron la unidad, para más inri con esa división se enfrentaron oprimidos contra oprimidos, que había conquistado derechos como la jornada laboral digna, el derecho a voto, seguro de desempleo y otras conquistas( inclusive poner y quitar gobiernos); los neoliberales vieron que la clase obrera un hecho, un ser, tenía un deber ser, un camino y por eso enfrentará oprimidos entre ellos y opresores económicos por magia simbólica se transformaron en oprimidos. Margaret Thatcher, la mujer que había destrozado el sindicalismo en Reino Unido que había privatizado todo lo que pudo y más, solo le faltó privatizar el parlamento, aunque también lo hizo pues lo puso al servicio de las empresas, de repente era un modelo a seguir pues era una mujer fuerte que había crecido en un mundo de hombres, había roto la manera. El juego de la diversidad había comenzado, esos políticos mientras que recordaban al ciudadano en lo material le daban un nuevo mundo el de las ideas de ser diferente y desigual, pero ante todo diferente, con máscara de progreso iban cortando los derechos del pueblo.

¿Qué hizo la izquierda? Pues la izquierda se metió en el mercado y sin darse cuenta se auto inmoló pues no podrían dejar tirados a todos esos individuos oprimidos por tantas situaciones, lo que no se recuerdan que esos individuos eran una unidad que englobaba al resto de opresiones , dando lugar a consecuencias que hoy en día se ven aún con muchísima más fuerza. El partido laborista renunció a sus programas a favor de la diversidad con la desigualdad, el psoe aquí tomó el laborismo corrupto de Inglaterra, los partidos comunistas pasaron a defender ideas que Marx había atacado en su momento y ante todo la política se convirtió en ese centro comercial que es hoy en día donde nos venden humo y discursos como paquetes de galletas. También hay que tener en cuenta que al poco de empezar el proceso de deconstrucción de clase en la esfera capitalista, el mundo comunista caía, múltiples fueron los motivos, pero cayó, y el faro, que para bien y para mal, representaba la alternativa del socialismo se desvaneció solo quedaba el liberalismo. Y en esta llegamos al siglo XXI donde la izquierda sigue jugando dividida y la clase obrera más de una vez es opresor pues son hombres blancos y heteros, el estereotipo cabe destacar, de pavor decir yo soy clase obrera pues significa que no has triunfado que eres un fracasado y estas solo, ante eso normal que no quiera luchar y la gente que quiere luchar se pierde compitiendo a ver quién está más oprimido y es más diverso. Una individualidad tóxica está al orden del día. Una retirada constante en la lucha de clases, en definitiva.

Por otro lado ante esa retirara en los últimos tiempos, aparte de la reacción de la ultraderecha y su toma de votos del obrero que no sabe que sentirse, también ha habido una reacción desde la izquierda que clama reconstruir el comunismo etc. pero sin darse cuenta de historia ha cambiado y que ni ellos son Lenin ni esto es 1917, esa izquierda pasada cree que es posible volver a los tiempos de la Revolución Rusa pero no es así y bien es cierto que hacen cosas, también es cierto que esas cosas se diluyen si no hay una conciencia que lo recoja y una unidad de las masas, más aún poca unidad se puede hacer si te subes a tu torre de marfil y te niegas a juntarte con el feminismo, el antirracismo , el antifascismo etc. por ser desviaciones, claro que pueden ser desviaciones pero no significa que su lucha no sea honorable solo que está mal enfocada y en vez de darle el enfoque necesario prefieren menospreciarlo y burlarse como si las ideas que ellos siguen fueran la religión verdadera . Seguimos en retirada, pero esta vez para atacar la cosa es que si te retiras tanto al final capitulas sin darte cuenta

Para concluir que quiere decir entonces esto; pues que la historia ha cambiado y que sin conciencia de clase sin volver a poner la palabra clase en boca de los oprimidos sin cortar de raíz  lo que el neoliberalismo nos introdujo poco se puede hacer y menos aún si la izquierda ortodoxa, que se hace llamar heredera de Marx y Lenin por ejemplo, no se quiere mezclar con el movimiento diversity sin darse cuenta que  la lucha de la diversidad es importante pero está fragmentada y sin horizonte y no es solo posmodernismo neoliberal.  Al principio compare el movimiento diversity con la caja de pandora, pues no hay que olvidar que ese mito griego la caja en el fondo tenía la esperanza, y aún hay esperanza pues hay que aceptar lo bueno de la posmodernidad darse cuenta que nos ha dado herramientas útiles y construir  la unidad y el horizonte perdido, no es un camino fácil pues conlleva equilibrar a esas dos izquierdas y analizar las circunstancias materiales que nos rodean  darse cuenta que nuestros héroes del pasado cometieron errores y que el mundo en continuo cambio conlleva cierta tragedia que hay que aceptar y dejarse de retirar de todas la batallas sino enfocarlas con la unidad y el compromiso solamente así podremos retomar las conquistas que se han perdido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.