No tiene ningún sentido que sea la una de la madrugada. 

Tweet de Míster Jägger (@MisterJagger_)

 

Miro ese palo deforme y puntiagudo, esa flecha asimétrica. Una lanza que empala un soplo de nada. Ese cisne presuntuoso tiene algo que decir: abre dos puntos después de sí y añade una redundancia de vacío, como un cuadro abstracto ruso. La analogía es enfermiza –dos puntos, dos ceros–, es quizá un sueño de angustia de esa jirafa boba que contempla a mi país dormir en sus almohadas o en su feliz ignorancia. Esa harpía de una sola ala se eleva, levanta su euforia delante de nuestro estupor, y grita, grita tan alto como una guerra, y nadie entiende qué significa ese alarido sordo. Ni siquiera el poeta lo entiende –¿alguna vez el poeta pudo entender algo?–, pero lo retiene en su memoria inquieta, en su conciencia de mortal que sueña con ser dios del rayo. Y como una chispa fugaz, el cisne herido suspira por última vez y se desvanece para siempre.

 

No tiene ningún sentido que sean ya las dos de la madrugada.

 

 

Como siempre, os recomiendo que os paséis por la tienda de la web, que venden cosas realmente fabulosas. Además, con el código ‘Knox’ tendréis un 10% de descuento en lo que os llevéis. Es bonito apoyar una causa tan bella como necesaria, y no puedo dejar de dar las gracias al equipo de Filosofers por su iniciativa. Nos leemos por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.